#57 Cultivando conocimiento en Roam

Soy @samuelgil, Partner en JME Ventures

Esta es mi newsletter semanal, un lugar donde nos reunimos aquellos que creemos que la tecnología transforma juegos de suma cero en juegos de suma positiva.


Bienvenidos a una nueva edición de Suma Positiva, en especial a los casi 200 nuevos suscriptores que nos acompañan desde la última semana. ¡Estamos acariciando los 8.000! ✌🏻

Después de la entrevista en Kaizen me quedaron muy claras dos cosas:

  1. Que las herramientas de gestión del conocimiento despiertan un cierto interés en vosotros.

  2. Que necesito tomar alguna clase más con Twenix para mejorar mi pronunciación en inglés, porque casi nadie me entendió cuando dije que la herramienta que había empezado a utilizar recientemente es Roam Research 😝.

Así que hoy quería compartir con vosotros algunas cosas sobre esta fascinante herramienta, con la esperanza de que os sirva a vosotros también para ordenar mejor vuestros pensamientos. Aunque, la verdad, como decía en el título, ordenar no sea quizás la palabra más apropiada, ya que, en lo que verdaderamente destaca Roam, es en ayudarnos a cultivarlos como buenos jardineros.

Buena semana,

Samuel

PD: Si os apetece escuchar buena música mientras leéis Suma Positiva, la semana pasada creamos entre muchos de nosotros una lista de reproducción de canciones ‘tan buenas que duelen’ y que yo estoy ahora mismo disfrutando mientras os escribo. ¡Enviadme recomendaciones!


Esta edición de Suma Positiva ha sido patrocinada por:

Twenix - Ayudamos a las empresas a potenciar su nivel de inglés

¿Estás buscando potenciar tu inglés para dar un salto en tu empresa? Únete a Twenix, la startup que está transformando la formación tradicional ahorrando tiempo e inversión para las empresas. 

En Twenix mezclamos la tecnología con personas para que puedas potenciar tu inglés de una manera personalizada, simple y divertida mediante conversaciones online de 26' con profesores de toooodo el mundo. 

Si no nos crees, te animamos a que realices una prueba de nivel y descubras cómo hemos ayudado a otros usuarios a encontrar su momento del día.

❤️ ¿Quieres patrocinar Suma Positiva? Toda la información aquí


Bienvenidos a la ‘secta’

Roam no es un producto convencional. Como hizo en su día Snapchat, Roam desafía varias de las reglas estéticas y funcionales de lo que se supone que un producto digital debería ofrecer hoy en día. Por ejemplo, su interfaz gráfica es—siendo generoso—bastante espartana y el onboarding, prácticamente inexistente. Tampoco tiene aplicaciones móviles. ¡Ah! Y cuesta $15/mes.

Esta es la pantalla que la que nos da la bienvenida cuando lo abrimos:

Esta barrera de entrada, por poco intuitivo que nos pueda parecer, es probablemente una de las razones que hace que el producto enganche a los ¿pocos? que son capaces de superarla. Sortearla se convierte en una recompensa de la caza, como diría Nir Eyal. Y es que ser un early adopter de Roam te hace sentir especial, un miembro de una pequeña comunidad de ‘elegidos’.

En poco tiempo, Roam se ha convertido más que un movimiento en una verdadera ‘secta’—el #roamcult—, con miles de adeptos en todo el mundo usando el producto y realizando contribuciones—con y sin ánimo de lucro—al proyecto.

La compañía, que alcanzó $1M de ARR (annual recurring revenue) tan solo seis semanas después de poner en marcha sus planes de pago, anunciaba recientemente que había levantado una ronda semilla de $9M a la sorprendente valoración de $200M, con la participación de los fondos Lux Capital, True Ventures y los hermanos Collison, los fundadores de Stripe. A los Roam Believers, los chalados que pagaron $500 por adelantado para tener acceso al producto por 5 años, la compañía les ha recompensado con la posibilidad de invertir en la ronda.

Pero, ¿qué tiene de especial Roam?

Es bastante probable que si te has interesado por Roam es porque has oído hablar de los enlaces bidireccionales. Verlos en acción es casi con toda seguridad el primer ‘momento mágico’ que experimentarás con el producto.

Cada vez que creamos un [[enlace bidireccional]] asociado a un concepto, Roam creará automáticamente una nueva página con el mismo título que el enlace. Veámoslo.

A continuación, voy a crear el enlace bidireccional [[Enlaces Bidireccionales]] en la primera página que me sale al abrir Roam.

Si pincho en [[Enlaces Bidireccionales]] aterrizaré en la recién creada página ‘Enlaces Bidireccionales’, que contiene a su vez una referencia a la página ‘October 15th, 2020’ desde la que fue creada y a la que podré también volver pinchando en el correspondiente enlace.

‘Enlaces Bidireccionales’ recogerá a partir de ahora automáticamente todas las referencias que haga en el futuro a este concepto, independientemente de desde dónde las haga.

Por ejemplo, imaginemos que desde la página ‘Tutorial Roam’ hago de nuevo mención al concepto [[Enlaces Bidireccionales]]:

De nuevo, si pincho en el enlace [[Enlaces Bidireccionales]] para ir a esa página, veré que ahora tengo no sólo la referencia que hice originalmente en ‘October 15th, 2020’ sino también la nueva referencia que acabo de hacer en ‘Tutorial Roam’.

Gracias a este mecanismo, Roam nos invita a olvidarnos de la estructura del contenido. Se acabó el pensar en crear estructuras de carpetas, archivos, páginas o notas. Podemos escribir libremente sin preocuparnos demasiado por cómo organizamos la información, pues el conocimiento alrededor de ciertos conceptos clave, los que a nosotros nos parezcan importantes, va a emerger del propio contenido gracias a la creación de [[enlaces bidireccionales]] o #etiquetas, sinónimos en la sintaxis de Roam. Dejamos de ser arquitectos o bibliotecarios para pasar a ser jardineros, como decía el genial tweet de Anne-Laure que enlazábamos al principio.

Roam emula la manera en que nuestro cerebro almacena información en nuestra memoria, que funciona de forma asociativa.

Así, si mañana aprendo algo sobre por ejemplo [[Product Market Fit]], no tendré que preocuparme de encontrar las notas o páginas correspondientes donde he tratado el tema, algo que a mi me hacía siempre abandonar cualquier intento de crear una base de datos de conocimiento.

En Roam podría escribir, por ejemplo, en la Daily Note correspondiente, páginas que Roam genera automáticamente cada día eliminando la fricción de crear una página donde comenzar a escribir:

  • La mejor forma de determinar si un producto tiene [[Product Market Fit]] es viendo si la curva de retención de usuarios se aplana.

Y cuando consulte la página ‘Product Market Fit’ me encontraré esa referencia junto con todas las otras veces que he hablado del concepto, lo que me facilitará enormemente la tarea de crear más contenido en torno a ese concepto si así lo desease.

Hasta ahora hemos visto los enlaces bidireccionales como etiquetas asociadas a conceptos, pero nada impide los usemos para etiquetar personas. De esa forma, cada interacción que tenga con una persona, sea del tipo que sea, quedará recopilada automáticamente en una página.

Del mismo modo, podemos emplear los enlaces bidireccionales para ir creando un workflow a nuestra medida. Por ejemplo, es útil etiquetar con [[inbox]] o algo similar todo aquel contenido que acabamos de traer al sistema y que aún está sin procesar.

Otra característica de Roam digna de mención son las referencias a bloques. Cuando estás escribiendo en Roam y quieres reutilizar un bloque de contenido que has escrito previamente en otro lugar—por ejemplo, en una de las páginas referenciadas—, en lugar de simplemente copiar y pegar, puedes crear una referencia al contenido original. De este modo, si el contenido referenciado sufriese algún cambio en el futuro, éste se vería reflejado en todos los lugares en los cuales se ha incluido una referencia. De este modo, podemos tener una single source of truth.

Y todo esto es sólo la punta del iceberg. Roam tiene tantas funcionalidades y, sobre todo, ofrece tantos grados de libertad—ahí reside principalmente su potencia—, que puede resultar abrumador. Es fácil vislumbrar la potencia del mismo pero, sin algo de guía, a no ser que seas un genio o que tengas muchísimo tiempo para experimentar, es bastante difícil sacarle todo el jugo. Por eso hay gente ganando sumas muy considerables de dinero ofreciendo cursos de Roam, como el ‘Effortless Output in Roam’ de Nate Eliason, por el que yo mismo pagué $250 hace bien poco.

Hay alternativas gratuitas al curso de Nate. Precisamente ayer encontraba este hilo en twitter, en el que se recopilan algunas de ellas.

Importando contenido a Roam

Por supuesto, no tenemos que mecanografiar todo lo que queremos ir almacenando en Roam. Podemos ir importando, almacenando y organizando en Roam el contenido —libros, artículos, hilos de Twitter, videos, podcasts…—que consumimos en otras plataformas. Para ello, podemos emplear un servicio (de pago) bastante interesante llamado Readwise.

Readwise, además de ayudarnos a retener mejor lo que leemos mediante el empleo de una técnica conocida como repetición espaciada, nos permite automatizar la importación de contenido desde estas plataformas que mencionábamos y exportarlo a Roam, todo a ello de forma automática.

Y no sólo eso, sino que además nos creará una serie de metadatos en forma de etiquetas muy útiles a la hora de almacenar y procesar la información.

Por ejemplo, estos son los primeros subrayados del libro The Coaching Habit, que utilicé para escribir #56: Más preguntas y menos consejos:

Como veis, Readwise ha creado enlaces bidireccionales y etiquetas sobre el autor, la fecha de la importación, el tipo de contenido, su procedencia y me lo ha marcado para que entre en mi #inbox y lo procese, es decir, para que lo lea e identifique conceptos interesantes con los que quiera enlazar este contenido.


Espero haberos dado unas pinceladas sobre lo Roam os puede ofrecer y sobre dónde podéis aprender más sobre ello si os interesa.

Ahora, a ver si muchos de vosotros os hacéis usuarios de pago y logro convencer a Conor White-Sullivan de que me deje meter unos eurillos en la ronda 😇.


Gracias por leer Suma Positiva.

Si te ha gustado esta edición, no te olvides de dar al ❤️ y de compartirla por email o redes sociales con otras personas a las que les pueda gustar.

Si quieres patrocinar una próxima edición, aquí tienes toda la información.