2 Comentarios

Hola Samuel,

Acabo de leer este post, porque últimamente ando un poco retrasado con tus lecturas.

Llevo unos meses trabajando sobre educación inclusiva, y si algo he aprendido es esto que tanto apuntas, que la diversidad nos enriquece.

Ahora bien, yendo más allá, también te puedo decir que estas personas que nacen con otras condiciones, que llamamos "anormales", no sufren por su condición en si, sino por la mirada de la sociedad, la cual les aplasta. Precisamente, hoy en día, y con lo que hemos progresado a la hora de organizarnos, tecnológicamente... Hay sitio para todo el mundo, sea como sea, y justamente es necesaria esta riqueza, está diversidad. El problema es que vemos a esta gente como "sufridores", y muchas veces, implícitamente, como gente menos preparada para la vida, incluso un escalón debajo de los "normales".

Creo que el artículo no tiene estos matices, pero a la vez no los expone claramente. Te invito a investigar sobre estas realidades, y, si te interesa, conozco a expertos que te pueden guiar por esta senda ;).

Muchas gracias por tu labor, y un saludo!

Expand full comment

Va a hacer falta tanta filosofía como tecnología para afrontar estos retos.

Expand full comment